El denim tendencia y must have

Sin duda alguna es el tejido estrella, unisex, versátil, cómodoNunca defrauda y temporada, tras temporada sigue estando en nuestro armario con más o menos fuerza.

Aunque no se sabe con exactitud su fecha de origen, desde la edad media este tejido ha ido abriéndose camino,desde Nimes (Francia) en la utilización de vestimenta para los campesinos de la época de Luis XIV, hasta 1853, gracias a Levis Strauss, que utilizó la loneta blanca de algodón, teñido en azul propio de las tiendas de campaña en ese momento para vestir a los buscadores de oro de San Francisco. Aunque Marilyn Monroe se anticipó en 1945 a esta aceptación, en el cine no fue hasta los años 50 que se empezó a popularizar o dejar ver.

Para que este tejido sea lo que es hoy en día se acepte como un must have tanto en hombres, mujeres o niños, tenemos que seguir avanzo en la historia, pero no mucho sólo hasta los años 60 con el movimiento hippie es entonces cuando surge el primer boom de este tejido y se empieza a experimentar con él, se añade al estilo hippie y el tejido se empieza a deshilachar y combinar con flores y pequeños detalles.

Actualmente es una tela imprescindible o lo que es lo mismo, un “Must have” para todos los géneros, avanza al mismo ritmo que las tendencias, sin perder su esencia y finalidad, este tejido ha ido variando desde el color, la composición, haciéndolo más elástico, hasta el color permitiendo así una amplia variedad de colores y una mejor combinación con todo tipo de prendas.

Se suele emplear en cazadoras, pantalones y faldas, aportando un estilo minimalista y juvenil a las prendas y al outfit. Además se suele ver acompañado de detalles como flecos, degradados, tachuelas, encaje, otros tejidos, bordados, deshilachados… que aportan creatividad y un diseño diferente al tejido y a la prenda en sí. Así como también permite adaptarse o hacerse oversize y experimentar con técnicas creativas como el tie-dye o incluso reutilizando y dando una segunda vida al tejido con técnicas como el patchwork o convirtiendo un pantalón en una falda o esta en un top, sin olvidar también la posibilidad de pintar o estampar el tejido e incluso decorarlo con brillantes, tachuelas o lentejuelas.

Todo sirve y está aceptado dentro de la historia del denim, desde pequeñas pinceladas hasta un total look, sin duda alguna este tejido con tanta historia invita a crear y experimentar cada día que lo lleves puesto.

Espero que esta manera de aprender la moda desde el punto de vista histórico os guste. A mi parecer es una manera diferente de leer sobre moda de una manera útil e interesante, si es así déjame tu opinión en comentarios y nos vemos en el siguiente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s